En las fiestas de Navidad y Año Nuevo vivimos el caos de las compras online y en centros comerciales para tener el regalo preciso justo a tiempo y quizás muchos ingenuamente pensaban que ahí se terminaba todo, pero justo el regalo no le quedó a la medida o no le gustó el color, el diseño, etc. y nuevamente comenzamos con los trámites de cambios, siempre y cuando haya stock del producto que queremos cambiar, poniendo a prueba nuestra paciencia en los tiempos de esperas.
En resumen, los consumidores exigimos cada vez más que los productos lleguen al domicilio en el día y hora acordados, con la calidad solicitada y que los cambios de los productos sean más rápidos; sin embargo, muchas veces esto no ocurre, generando molestias a los consumidores y pérdidas de clientes a las empresas.
Esto ha puesto en problemas a muchas empresas que tuvieron la osadía de ingresar al comercio online sin ningún plan estratégico que considere la logística y comercialización como imprescindibles para sobrevivir en una economía debilitada.
Por ejemplo, Alibaba el gigante chino del ecommerce -una empresa exitosa- busca expandirse estratégicamente a través de alianzas con cadenas de productos electrónicos y operadores de retail especializados en la gestión de grandes tiendas y centros comerciales con el objetivo de eliminar intermediarios para reducir costos y mejorar la eficiencia en la cadena logística.

Las grandes empresas están buscando mejorar la estrategia de comercialización por internet, pero para lograrlo deben evitar caer en errores logísticos que son vitales para el negocio, tales como:

  • Creer que sólo basta con tener una excelente página web con opciones de pagos, sin considerar la cadena logística.
  • Darle poca importancia a la calidad de los inventarios y los stocks de seguridad.
  • No disponer de zonas de demandas y de despachos eficientes.
  • Tener fletes falsos en el transporte y distribución.
  • No tener un sistema de información en tiempo real.
  • Subestimar los costos por devoluciones de productos.

Si no ponemos atención en estos errores podemos iniciar un negocio que no tendrá futuro, debido a los altos costos logísticos, y no podrá satisfacer a los clientes que buscan experiencias de compras y disfrutar de un buen servicio que le permitan comprar cómodamente cuándo y dónde quiera a través del sitio web o su teléfono móvil, para tener más tiempo con las familias o amigos.

Escribe aquí tu comentario

comments